La Audiencia de Barcelona convocó una vista a fin de abordar la prisión provisional de Dani Alves, acusado de violar a una joven en una discoteca de Barcelona, tras el recurso presentado por su defensa en el que pide su puesta en libertad, a la que se oponen el ministerio fiscal y la acusación particular.

La sección tercera de la Audiencia de Barcelona ha fijado para mañana jueves 16 de febrero una vista a las 10 de la mañana, a la que no asistirá ni física ni virtualmente Dani Alves, y que solo contará con los equipos legales de las partes, para tratar la prisión preventiva del jugador de futbol brasileño, tras el recurso de apelación presentado por su defensa.

En sendos escritos dirigidos a la Audiencia de Barcelona, tanto el ministerio público como la acusación particular que representa a la víctima se opusieron a la puesta en libertad de Dani Alves, en prisión provisional desde el pasado 20 de enero en el centro penitenciario de Brians 2.

La vista de mañana servirá así para que todas las partes expongan sus argumentos, si bien la Audiencia de Barcelona no tiene por qué resolver inmediatamente el recurso presentado por la defensa del jugador contra su prisión preventiva.

En ese recurso de apelación presentado el pasado 30 de enero contra el auto de prisión de la jueza instructora, el abogado del jugador, Cristóbal Martell, argumentó que no existe el riesgo de fuga en el que se basó la magistrada para enviarlo a la cárcel, teniendo en cuenta que Alves acudió voluntariamente a declarar ante los Mossos y que ya no dispone del “músculo económico de ingresos periódicos” que le atribuyó la instructora.

En ese sentido, razonó que había sido despedido del Pumas mexicano en el que jugaba y que, a raíz de su imputación por violación, le han rescindido varios contratos de patrocinio, publicidad e imagen que tenía suscritos con distintas marcas.

Además, el equipo legal del jugador ofreció otras medidas menos gravosas que la cárcel como entregar su pasaporte, llevar una pulsera telemática para mantenerse alejado de la víctima, pagar la fianza que sea necesaria y comparecer, incluso diariamente, en el juzgado.

La Fiscalía, por contra, se opuso a que la Audiencia de Barcelona deje en libertad provisional al ex jugador del Barça, al considerar que persiste el riesgo de fuga y que se mantienen los indicios de que cometió la presunta violación por la que entró en prisión el pasado 20 de enero.

En ese informe, el ministerio público rechazó asimismo las medidas cautelares de retirada de pasaporte, comparecencias diarias en el juzgado y uso de una pulsera telemática que propone su defensa.

Por su parte, la joven que denunció la violación pidió también a la Audiencia de Barcelona que mantenga en prisión al futbolista alegando que persiste el riesgo de huida, dadas sus elevados recursos económicos, como propietario de varias empresas en España y en Brasil.

En su escrito presentado el pasado 9 de febrero ante la Audiencia de Barcelona, Ester García, abogada de la joven, se opuso al recurso que presentó la defensa de Alves, al rebatir los argumentos de que no hay riesgo de que el futbolista escape de la acción de la justicia y se opuso, al igual que la Fiscalía, a las medidas alternativas que este planteó, entre ellas llevar una pulsera telemática que garantice que está localizado.

Otro de los razonamientos de la acusación es que Alves cuenta con doble nacionalidad española y brasileña y que no existe convenio de extradición entre ambos países, argumento que en su día ya esgrimió la jueza instructora cuando acordó enviarlo a prisión sin fianza.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *