México seguirá aceptando migrantes devueltos por EU

México acordó continuar aceptando a los migrantes que sean devueltos por Estados Unidos, según lo discutido durante la reunión sostenida este martes entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Elizabeth Sherwood-Randall.

«Por su parte, México continuará aceptando de regreso a migrantes bajo motivos humanitarios», indicaron ambos países en un comunicado conjunto difundido por la Presidencia.

La medida es anunciada ante el fin de la política de expulsión de migrantes -bajo el Título 42- a partir del 11 de mayo, y luego de que se ventiló que el Gobierno de Joe Biden enviará mil 500 efectivos del Ejército a la frontera con México para apoyar a la Patrulla Fronteriza.

Ante el fin de las expulsiones de migrantes de terceros países a México bajo el Título 42 de la Ley de Servicios Públicos de Salud de 1944, Estados Unidos ha advertido que el promedio de arrestos diarios de migrantes en la frontera pudiera aumentar de 7 mil a más de 10 mil.

Cuando se levante la orden del Título 42 el 11 de mayo a las 23:59 horas, Estados Unidos volverá a usar las facultades migratorias conforme al Título 8 para procesar de manera expeditiva y expulsar a personas que lleguen a la frontera estadounidense de forma ilegal.

Como parte de los acuerdos alcanzados en Palacio Nacional, señala el comunicado conjunto, Estados Unidos se comprometió a continuar aceptando personas de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela bajo el programa humanitario que inició hace varios meses.

«México reconoció el gran valor potencial de los centros de procesamiento regionales que los Estados Unidos anunció la semana pasada, y se discutió cómo nuestro país puede contribuir a su efectividad», agrega.

«Estados Unidos reafirmó su compromiso por recibir a más de 100 mil personas de Honduras, Guatemala y El Salvador bajo el programa de permisos de reunificación familiar que el Secretario Mayorkas anunció la semana pasada».

México y Estados Unidos también se comprometieron a continuar la iniciativa conjunta que López Obrador y el Presidente Biden anunciaron en enero de 2023, más allá del 11 de mayo, que combina una expansión de vías legales con consecuencias para la migración irregular.

«Ambos países acordaron continuar mejorando sus esfuerzos en Centroamérica para atender las causas de origen de la migración y expandir las vías legales. (Se) redoblarán sus esfuerzos de desarrollo enfocados en apoyo persona a persona», abunda.

Modernización de frontera y acciones antitrata
Las partes además reafirmaron el compromiso de modernizar la infraestructura fronteriza a lo largo de más de 3 mil kilómetros, proyecto que está previsto para ser concluido a finales de 2023 y que incluye la expansión de la garita de Mexicali II.

«Con este fin, el presidente Biden firmó un permiso presidencial para avanzar en la expansión del puerto de entrada terrestre Mexicali II. Nos comprometimos de manera conjunta a tomar acciones para finalizar este proyecto para finales de este año, un paso que beneficiará a las economías mexicana y estadounidense», agrega.

Otra acción para atender la situación humanitaria provocada por los flujos migratorios «sin precedentes» en la frontera común es el aumento de las acciones conjuntas para combatir a los tratantes y traficantes de personas que explotan a los migrantes.

«Esto complementa la campaña de aumento de sesenta días que los Estados Unidos recientemente lanzó junto con Colombia y Panamá para combatir la trata de personas en el Darién», señalaron.

REFORMA.

Deja un comentario