A casi cuatro años del cambio de gobierno, Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene un rostro diferente, aseguró su director general, Octavio Romero Oropeza, quien también señaló que la actual administración “intensificará” los esfuerzos por rescatar la soberanía energética nacional.

Durante la inauguración del Congreso Mexicano del Petróleo (CMP) 2022, el funcionario señaló que el ingreso más importante para la empresa estatal son las ventas de combustibles y en el primer semestre de este año la comercialización de gasolinas creció 21 por ciento respecto de igual periodo del año pasado, mientras las de diésel 47 por ciento.

Anotó que ello refleja el resultado de la recuperación de mercado para la empresa, luego que la reforma energética de 2013 pretendía desmantelar a la industria nacional.

“De un panorama sombrío en diciembre 2018, con todos sus indicadores: producción, proceso y exportación de crudo a la baja, con una fuerte pérdida de mercado interno, con un endeudamiento creciente, con altos niveles de robos en combustibles, con falta de inversión en mantenimiento de nuestros centros productivos y una serie de escandalos de corrupción, que a la fecha nos hacen avergonzar ante el mundo, hoy podemos afirmar con satisfacción que el rostro de Pemex es muy diferente”.

Tras recordar que Pemex es la principal empresa del país y produce 95 por ciento de los hidrocarburos, explicó que la principal fortaleza de la petrolera son sus reservas probadas de hidrocarburos y señaló que al finalizar esta administración entregarán buenas cuentas.

Detalló que México tiene viabilidad como país petrolero por sus más de 60 mil millones de barriles equivalentes que tiene como recurso prospectivo, luego de que en tres años y medio han logrado reponer 100 por ciento de las reservas e incrementarlas en 400 millones de barriles.

Recordó que la actual administración recibió sólo 7 mil millones de crudo equivalente como reserva. Romero Oropeza indicó que a partir de 2019 la producción de crudo se estabilizó y por tercer año consecutivo se logró un incremento en la extracción, “algo que no se había visto en 20 años”.

“En los primeros días de julio se promedia una producción de un millón 803 mil barriles con un pronóstico de 2 millones de barriles por día para finales de 2024”, subrayó.

El gobernador de Tabasco, Carlos Manuel Merino Campos, resaltó que el CMP coincide con la inauguración de la Refinería Olmeca, la cual se enmarca en lo que llamó “era de la transformación energética para la autosuficiencia nacional, en el que se impulsa y fortalece la soberanía nacional sustentada en un crecimiento derivado de los trabajos de extracción producción y refinación”.

Información redactada por: Alejandro Alegría para La Jornada 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *