Al ser el punto de convergencia de los municipios del oriente de Morelos, la capital histórica de Morelos se convirtió en el lugar para la instalación de la sucursal 117 de la panadería La Esperanza, que generó la colocación laboral de 80 personas del municipio y; “se convirtió en un ejemplo de que los inversionistas confían en que la ciudad es un buen lugar para sus negocios”, aseguró el alcalde Rodrigo Arredondo, al participar en el protocolo inaugural de la tienda que tiene una tradición de 45 años en el mercado.

Además, la titular del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (SMDIF) Araceli García Garnica, recibió por parte de la representante de la panadería La Esperanza, Giza Hernández Saad, la donación de diez sillas de ruedas, en ese sentido, mencionó que, al arrancar con el pie derecho haciendo una donación para quienes más lo necesitan es una muestra de que la sucursal tendrá los resultados que se han propuesto.

Asimismo, Rodrigo Arredondo destacó que al abrir tiendas con tradición y reconocimiento nacional permite la generación de empleo y sobre todo, que el más del millón y medio de personas que diariamente circulan por la ciudad, tengan la oportunidad de contribuir con el flujo económico y turístico, con derrama económica importante para la ciudad, además de que es el ejemplo de que la Capital Histórica de Morelos es un polo de atracción de empresas e inversionistas.

Por su parte, la representante de la panadería La Esperanza, Giza Hernández Saad, reconoció que ha sido un sueño que la empresa se haya instalado en la ciudad y se convierta en la casa de la panadería que es reconocida en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *